Santo Akiko, la política y actriz que se sorprendió con el japonés de Victoria Villarruel

Santo Akiko estuvo en la Argentina durante la asunción de Javier Milei como representante del gobierno japonés

La relación entre Argentina y Japón tomó un giro inesperado durante la asunción del presidente Javier Milei y la vicepresidenta Victoria Villarruel, cuando esta última sorprendió a la delegación liderada por Santo Akiko al dirigirse a ella en japonés. Este inesperado diálogo fue el resultado de que la vicepresidenta Villarruel estudió ese idioma durante su adolescencia.

La embajada japonesa en Argentina se mostró complacida por este inesperado hecho y lo celebró como una conexión entre ambos países en un nuevo capítulo en la historia.

Horas más tarde, Santo Akiko, junto al embajador Hiroshi Yamauchi, visitaron a la vicepresidenta en el Senado, compartiendo un emotivo momento en donde Villarruel le mostró los cuadernos que usaba durante su aprendizaje del idioma japonés.

Esta inesperada conexión entre Victoria Villarruel y la delegación japonesa ha generado un nuevo vínculo entre Argentina y Japón.

Santo Akiko, actriz y política de larga trayectoria

Santo Akiko es una figura destacada en Japón, reconocida por su trayectoria multifacética que abarca la política, el entretenimiento y la actuación. Nacida el 11 de mayo de 1942 en Setagaya, Tokio, su incursión en la industria del entretenimiento comenzó a los 11 años como presentadora en un programa infantil de la radio TBS. A los 15 años, incursionó en radio dramas como narradora y a los 16 años, firmó un contrato exclusivo con Toei Company, debutando en el cine junto a Kinya Kitaoji. Su presencia en películas con Koji Tsuruta marcó su ascenso en la industria del cine.

Además de su exitosa carrera en la actuación, a los 19 años, incursionó en la televisión destacándose en dramas y como conductora de programas. Reconocida por su belleza y agudeza mental, brilló en «Time Shock», donde su destreza le valió el título de «Reina de los Concursos» tras ganar durante 5 semanas consecutivas. Su versatilidad la llevó también a ser actriz de voz en doblajes en series como «Misión: Imposible»

En 1974, a solicitud del entonces Primer Ministro Tanaka Kakuei, se postuló como candidata por el Partido Liberal Democrático (PLD) en las elecciones para la Cámara de Consejeros, siendo la senadora más joven con alrededor de 1.25 millones de votos. A lo largo de su carrera, ocupó cargos ministeriales y fue reelecta en varias ocasiones, alcanzando un total de 8 términos consecutivos como senadora.

Su amplio legado político y su destacada presencia en los medios la han convertido en una figura influyente en Japón, marcando hitos como la primera mujer en presidir una facción en el PLD y su papel como presidenta y vicepresidenta en ambas cámaras del parlamento japonés.

Entradas recientes


Publicado

en

,

por

Klook.com

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.