Japón logra llegar a la Luna, pero la sonda SLIM sufre de una falla de energía

La agencia espacial japonesa (JAXA) logró un alunizaje exitoso en el satélite terrestre, pero un problema con el sistema de carga de baterías hizo que la misión dure mucho menos de lo esperado.

Japón ha alcanzado un hito histórico al convertirse en el quinto país en el mundo en realizar un aterrizaje suave de una nave espacial en la Luna, utilizando tecnología de precisión que le permitió tocar tierra más cerca de su objetivo que cualquier otra misión anterior. Sin embargo, el éxito podría ser efímero, ya que la nave espacial podría haber sobrevivido en la superficie lunar solo durante algunas horas debido a una falla de energía.

La telemetría reveló que el «Smart Lander for Investigating Moon» o SLIM aterrizó en su área objetivo cerca del cráter Shioli, al sur del ecuador lunar, la madrugada del sábado, cuatro meses después de despegar desde el Centro Espacial Tanegashima, en la costa sur de Japón.

«SLIM ha llegado a la superficie de la Luna. Ha estado comunicándose con nuestra estación terrestre y respondiendo con precisión a las órdenes desde la Tierra», dijo Hitoshi Kuninaka, vicepresidente de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), en una conferencia de prensa tras el aterrizaje.

Sin embargo, Kuninaka agregó que parece que las celdas solares no están generando electricidad en este momento, y la nave espacial está operando únicamente con su batería. «La batería durará varias horas más; esas horas serán la vida restante de SLIM», señaló, indicando que la agencia seguirá monitoreando la sonda, ya que aún hay una posibilidad de que los paneles solares vuelvan a funcionar.

Este logro exitoso se produce casi un año después de que una sonda espacial comercial japonesa se estrellara contra la Luna por una falla técnica. Los aterrizajes en la Luna son notoriamente difíciles de lograr y ninguna empresa comercial lo ha logrado hasta ahora.

Un nuevo logro para Asia

Namrata Goswami, investigadora de políticas espaciales en la Universidad Estatal de Arizona en Estados Unidos, señala que el exitoso aterrizaje es «una gran victoria para Asia». Solo China, India y Japón han colocado una nave espacial en la Luna en la última década, siendo India la última en lograrlo en agosto de 2023.

Según Kuninaka, SLIM ha logrado su objetivo principal: aterrizar en la Luna con una precisión sin precedentes de 100 metros, un gran avance respecto a los rangos anteriores de unos pocos a decenas de kilómetros. SLIM llevaba tecnología de navegación basada en visión, destinada a capturar imágenes de la superficie mientras volaba sobre la Luna y ubicarse rápidamente al comparar las imágenes con mapas a bordo.

Aunque no está claro si la nave del tamaño de un automóvil y 200 kilogramos tocó realmente la superficie lunar en el planificado y complejo proceso de dos pasos con sus cinco patas, el éxito de SLIM podría tener implicaciones significativas para la exploración lunar y la investigación científica.

Si SLIM logra recuperarse, los científicos planean utilizar una cámara especializada, el único instrumento científico a bordo, para buscar un mineral llamado olivino en el manto lunar. «Si podemos detectar los componentes del olivino y compararlos con su contraparte en la Tierra, puede ofrecer nuevas pruebas para respaldar la teoría de que la Luna formaba parte de la Tierra hace mucho tiempo», explica Shinichiro Sakai, gerente del proyecto en JAXA.

La exitosa tecnología de aterrizaje de SLIM podría darle a Japón una ventaja en el Programa Artemis liderado por Estados Unidos, que tiene como objetivo enviar humanos a la Luna en tres años. «Esta tecnología puede aplicarse a muchas misiones y puede constituir una contribución japonesa en la cooperación internacional», sostiene Sakai.

Nuevas misiones espaciales

Con India y Japón dominando las tecnologías para aterrizar suavemente en la Luna, su planificada misión conjunta, conocida como la Misión de Exploración Polar Lunar o LUPEX, podría rivalizar con la misión Chang’e-7 de China, que también tiene como objetivo aterrizar en la región del polo sur lunar en 2026 para buscar agua congelada.

En los últimos meses, la Luna ha experimentado un aumento en visitantes espaciales. SLIM fue el segundo intento de aterrizaje lunar este año, después del infortunado Peregrine de Estados Unidos. El próximo mes, la empresa estadounidense Intuitive Machines continuará desafiando para convertirse en la primera empresa comercial en aterrizar una nave espacial en la Luna. Además, China lanzará este año su misión Chang’e-6 para recoger muestras del lado lejano de la Luna.

Entradas recientes


Publicado

en

, ,

por

Etiquetas:

Klook.com

Comentarios

Una respuesta a «Japón logra llegar a la Luna, pero la sonda SLIM sufre de una falla de energía»

  1. […] pospuesto del 13 de febrero debido al mal tiempo, representa un significativo paso adelante para JAXA, que ha enfrentado una serie de fracasos en el pasado, incluido el modelo de combustible sólido […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.