Parque de Ueno: un refugio verde en el centro de Tokio

El parque de Ueno ofrece a los japoneses y turistas un espacio verde con muchas atracciones para grandes y chicos. Un lugar de visita obligada durante las cuatro estaciones.

En medio del bullicio de la metrópolis de Tokio se encuentra un oasis de tranquilidad y esplendor natural: el Parque de Ueno. Este icónico parque, con sus casi 54 hectáreas de extensión, no solo es un refugio verde en el corazón de la ciudad, sino que también es un crisol de historia, cultura y entretenimiento para locales y turistas por igual.

Fundado en 1873, el Parque de Ueno es uno de los parques más antiguos de Japón y alberga una riqueza de atracciones que atraen a millones de visitantes cada año. Sus amplios prados, lagos serenos y densos bosques ofrecen un escape bienvenido de la frenética vida urbana.

El Zoo de Ueno tiene varios ejemplares de osos panda.

Uno de los puntos destacados es el Zoológico de Ueno, hogar de una variada colección de especies animales, desde pandas gigantes hasta elefantes y leones. Los visitantes, especialmente las familias, disfrutan explorando este espacio educativo y entretenido que alberga a más de 400 especies. La entrada general cuesta 600 yenes. Los menores de 12 años no pagan la entrada.

El Museo Nacional de Tokio

Además del zoológico, el Parque de Ueno alberga varios museos de renombre mundial. El Museo Nacional de Tokio, por ejemplo, exhibe una impresionante colección de arte japonés, incluyendo pinturas, esculturas y tesoros históricos que dan vida a la rica herencia cultural del país.

En primavera, las personas disfrutan del color de los sakura

Durante la temporada de sakura (cerezos en flor) en primavera, el parque se convierte en un espectáculo de belleza natural. Los senderos bordeados de cerezos en flor atraen a multitudes de personas que acuden a disfrutar de tradicionales hanami (picnics bajo los cerezos) y capturar la majestuosidad efímera de estas flores en sus cámaras.

El templo Bentendo en Ueno

Los jardines tradicionales como el Jardín Shinobazu con su estanque de loto y el Templo Bentendo, situado en una isla pintoresca, añaden una dimensión espiritual y serena al ambiente del parque.

El parque de Ueno es un lugar de visita obligada en Tokio

El Parque de Ueno no solo es un escape natural, sino también un epicentro cultural que brinda un vistazo a la diversidad y riqueza de la vida en Tokio. Desde la calma de sus jardines hasta la emoción de sus museos y el bullicio de sus áreas recreativas, este espacio emblemático captura la esencia misma de la ciudad.

Entradas recientes


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Klook.com

Comentarios

Una respuesta a «Parque de Ueno: un refugio verde en el centro de Tokio»

  1. […] cielo y calles que nunca duermen, se erige un remanso de paz que contrasta con el frenesí urbano: el Parque de Ueno. Este emblemático espacio verde, que se extiende por casi 54 hectáreas, ofrece a locales y […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.