La explicación sobre el final de «El Chico y la Garza» de Hayao Miyazaki

el chico y la garza

La última película de Hayao Miyazaki, «El chico y la Garza» es una gran metáfora de la propia vida del autor japonés.

Por Federico Aikawa

Hayao Miyazaki, el aclamado director de Studio Ghibli, regresó a la gloria con su última película, El Chico y la Garza. Este filme abre con una secuencia inolvidable de guerra y violencia, visualmente más oscura y sombría que cualquier otra en su filmografía. En el Tokio de 1943, el joven protagonista, Mahito, se abre paso desesperadamente entre las llamas y la destrucción en busca de su madre. Esta escena, animada por Shinya Ohira, muestra a Mahito y a los civiles a su alrededor deformándose y fragmentándose, capturando su desesperación y desorientación en medio del caos.

Aunque gran parte de El Chico y la Garza se basa en la experiencia vivida de Miyazaki, la película va más allá de una simple autobiografía. “Mis primeros recuerdos son de ciudades bombardeadas”, escribe Miyazaki en su compilación de entrevistas Starting Point. Al igual que Mahito, Miyazaki recibió de su madre una copia del libro de Genzaburo Yoshino How Do You Live?, que sirve como una pregunta existencial y el título de la película en Japón. La preocupación por la madre de Miyazaki, hospitalizada con tuberculosis durante años, refleja la angustia de Mahito en la película. Sin embargo, a diferencia de la madre de Mahito, que muere en el incendio, la madre de Miyazaki vivió hasta 1983, viendo el inicio de la exitosa carrera de su hijo.

La promesa de una película «semi-autobiográfica» ha generado gran expectativa, y El Chico y la Garza no oculta sus conexiones con la vida de Miyazaki. Sin embargo, aquellos familiarizados con su obra reconocerán estos vínculos en sus otras películas también. En Mi vecino Totoro, la madre de dos niñas está hospitalizada. En El castillo de Cagliostro, el protagonista conduce un Citroën, el mismo coche que Miyazaki condujo durante años. El viento se levanta narra la historia de un diseñador de aviones de combate, reflejando la vida del padre de Miyazaki y su propia obsesión con el vuelo. En Kiki: Entregas a domicilio, introduce temas de soledad y frustración, reflejando su propia lucha creativa.

El Chico y la Garza y su conexión especial con Hayao Miyazaki

Lo que destaca en El Chico y la Garza es cómo los personajes comentan abiertamente sobre la conexión creativa de Miyazaki. El herón gris, mentiroso, atrae a Mahito a un mundo onírico con la posibilidad de devolverle a su madre. Miyazaki presenta la elección de Mahito como inevitable: «Sé que es una mentira, pero tengo que ver», dice antes de sumergirse. Esta escena recuerda el proceso creativo de Miyazaki, quien no puede resistirse a animar su historia personal. Aunque inevitablemente enfrentará la muerte, su impulso creativo permanece irreprimible, sacándolo de la jubilación una vez más para crear esta parábola alucinatoria sobre el duelo y la mortalidad.

La aceptación de Mahito de las constantes mentiras del herón también remite a una reflexión de Miyazaki sobre su propio proceso creativo. “El animador debe fabricar una mentira tan real que los espectadores piensen que el mundo representado podría existir”, escribió en 1979. Las “mentiras” animadas de Miyazaki se cuentan con atención al realismo, añadiendo profundidad e historia a sus personajes a través de gestos aparentemente innecesarios. Sus diseños de personajes comparten similitudes estilísticas de película a película, permitiendo embellecimientos idiosincráticos que hacen que sus personajes se sientan vivos.

Hacia el final de El Chico y la Garza, Mahito debe elegir entre convertirse en el señor de este universo alternativo mágico o regresar a su Japón real, lleno de dolor, contradicciones y fealdad. Mahito elige el mundo real, aceptando el sufrimiento que conlleva pero abrazando su honestidad y humanidad. Al transmutar los materiales crudos de su vida para hacer esta película, Miyazaki hizo una elección existencial similar, canalizando algunas de las imágenes más íntimas y aterradoras de su vida temprana para transmitir un mensaje final de esperanza.

Entradas recientes


Publicado

en

, , ,

Etiquetas:

Klook.com
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.